Blogia

Historia de momentos

DESPEDIDA

He de deciros a tod@s que me traslado. No imaginais lo que significa este blog para mi, es una extensión de mi misma y aún no me creo que vaya a decirle adiós... Pero siento que tengo que hacerlo.

 

El nuevo blog se llama igual y en lo básico será más o menos lo mismo, como yo, que en el fondo sigo siendo la misma. Pero, para bien o para mal, he cambiado y eso es algo que supongo que se traslucirá en el nuevo blog.

 

De todo corazón, muchas gracias a tod@s y espero que sigais conmigo en:

http://historiademomentos.blogspot.com/

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cuando la tristeza se convierte en arte.

Ojalá, Silvio Rodriguez

Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo.
Ojalá que la luna pueda salir sin tí.
Ojalá que la tierra no te bese los pasos.

Ojalá se te acabé la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda.
Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz.
Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
Ojalá que el deseo se vaya tras de tí,
a tu viejo gobierno de difuntos y flores

Ojalá se te acabé la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve.
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones

A quienes entraron en mi vida para llenarla

 

TE DOY LAS GRACIAS  (LOS GALVAN)

Dime porqué me pudo tu constante fantasía,
que me acostumbré a tu risa como el mar va con su brisa
y me acostumbré a tu mundo como el marinero al rumbo,
como el tiempo a los segundos, como el perro al vagabundo
Dime que me sedujo de tu admirable consuelo,
que me acostumbré a tu pelo como estrellas a su cielo
y me acostumbré a tu imagen como el viajero a su viaje,
como el valor al coraje, como maleta a un equipaje.
Y ¿que será? ésto que desespera y me enreda,
que me esperanza y me desenreda
que captura y me deslumbra
que me libera y que me alumbra

Te doy las gracias por ser así, me enseñaste a quererte y a sonreir
conquistaste mi alma sin presumir, te inventaste el arte de no fingir
Te doy las gracias por convertir mi desaliento en ganas de vivir
que me faltan palabras ´pa´ describir
este sentimiento de alegría y lamento cuando pienso en ti

Dime como superé todos mis calvarios
y me acostumbré a tus labios, como fecha al calendario,
y me acostumbré a tu magia como el triste a la nostalgia,
como el colegio a la infancia, como amistad y confianza
Y ¿que será? ésto que va y me ahoga y destruye
me hace flotar y que me construye
que me lamenta y me hace dudar
que me contenta y me hace confiar

Te doy las gracias por ser así, me enseñaste a quererte y a sonreir
conquistaste mi alma sin presumir, te inventaste el arte de no fingir
Te doy las gracias por convertir mi desaliento en ganas de vivir
que me faltan palabras pa´ describir
este sentimiento de alegría y lamento cuando pienso en ti,

Es que me sobra espacio y estoy reducido
y hay mil estrellas en el techo donde miro
y solo pienso cuando pienso que te olvido
y sólo vivo cuando olvido que te has ido

Te doy las gracias

A mi madre II

Hoy no tengo fuerzas, ni ganas y sobre todo no tengo inspiración para escribir nada mínimamente decente. Pero antes de que pase el día y no tenga oportunidad de escribir (y aunque ella probablemente no lo vaya a leer) quería decir: ¡Felicidades mamá!

http://historiademomentos.blogia.com/2006/noviembre.php

Hasta luego.

Granada, 20 Abril de 2010.

 

De repente, siento la necesidad de escribir, tal vez a nadie, tal vez a todos. Veo que se me viene encima (de modo casi inminente) lo que probablemente sea el final de una importante etapa de mi vida. Sin duda, no podía haber imaginado un final así, quizás porque rompe con lo que tenía planeado, con lo que se esperaba y aunque se haya decidido con cierto tiempo da la sensación de precipitado y sobre todo bastante... raro; pero quizás gracias a ello piense menos en lo que todo esto significa.

 

Hoy hago una pequeña reflexión dándome cuenta de que todo cambio da un poco de vértigo, pero siendo consciente de todo lo vivido (también lo que no) y todo lo aprendido en esta etapa de mi vida. Aprender de lo bueno y de lo malo, porque una de las cosas que me hace sentirme orgullosa de mi misma es ser capaz de aprender (o al menos intentarlo) de todo y de tod@s; sí, de tod@s, de las muchas personas que pasan por nuestra vida.

 

Personas... eso siempre es lo más difícil; separar tu camino de esas personas que de un modo u otro, por más o menos tiempo, han formado parte de tu vida de forma destacable. Vuelvo hoy a aquella frase que tanto me gusta, vuelvo para decir que sin duda hay personas que te hieren y no dejan cicatriz, son héridas que el tiempo cura y al final quedan esas personas que sí marcan tu vida de algún modo (un@s más, otr@s menos). Poner distancia con esas personas siempre da tristeza...; pero la vida es evolución y unas personas tienen que tomar un papel secundario en nuestra vida (no desaparecer, aunque a veces también) para que entren en ella nuevas personas.

 

He tenido la enorme suerte de encontrar a gente maravillosa en esta etapa que ahora parece llegar a su fin; personas que pasarán (o han pasado ya) a ese papel secundario; podría decir tantas y tantas cosas..., pero sólo diré que intentaré que sigan estando en mi vida (en la medida que sea posible)

 

No me queda sino dar las gracias por lo vivido, por lo aprendido y por lo que vendrá; pues deseo que sean más los recuerdos, porque esto no es un adiós, sino un hasta luego. Sí, pongo mi fe en que sólo sea un hasta luego (con el mayor número de personas posible), pues una de las cosas que más clara tengo, pues en ella se basa mi vida, es que la distancia (salvo la "emocional/sentimental") no separa a las personas si ellas no quieren.

 

GRACIAS. OS QUIERE:

 

Laura Díaz.

 

MAS QUE COMPAÑER@S, AMIG@S.

MAS QUE COMPAÑER@S, AMIG@S.

Como dije hace algunos días, hay muchas cosas de las que podría haber escrito en este año de ausencia; pero hay 2 en especial que no quiero dejar pasar, hoy hablaré de una de ellas.


Hoy quiero escribir sobre las PERSONAS que hacen el Master conmigo, escribir como me sorprende la increíble unión que hemos conseguido siendo tantos y tan distintos. Contar como a pesar de tener cada uno su propia vida (sus amig@s, sus trabajos, sus planes de futuro, etc.), estamos consiguiendo aprovechar al máximo este tiempo juntos que la vida nos ha dado; disfrutarlo de una manera que a mi realmente me sorprende (muy gratamente claro está) y sé que a much@s ell@s a también. Ell@s que han sido para mi un amuleto, porque desde que les conozco muchas cosas de mi vida han empezado a mejorar.


Pero sobre todo, hoy quiero escribir de lo que todo eso significa para mí, de lo que ell@s significan para mí. Escribir de cómo estas personas tan diferentes que la vida puso en mi camino (bendito el momento en que decidí elegir finalmente este Master aún creyendo que me estaba equivocando) han tenido un papel muy importante para mí. Unas personas que, sin saberlo, me han ayudado a reencontrarme conmigo misma, a volver a ser más yo (a pesar de haber cambiado algo después de todo lo vivido en los últimos tiempos), a volver a estar para los demás de un modo espontáneo; a recordarme que merece la pena entregar el corazón, aunque salga herido; a volver a disfrutar tanto de un grupo. Personas que me han regalado (y me regalan) tantos buenos momentos, tanto cariño, tantas risas, tantos bellos recuerdos,.... 


Hoy quiero escribir un GRACIAS que lleva sus nombres; escribir que aunque en dos semanas las clases definitivamente acabarán y quizás sea todo un poco diferente, yo voy a seguir estando ahí; y aunque nuestras vidas vayan por caminos diferentes (como ya iban antes de conocernos), yo siempre agradeceré que hayan pasado por mi vida y confio en que no salgan del todo de ella.

Una fecha marcada en nuestras vidas.

Una fecha marcada en nuestras vidas.

11-M.

Definitivamente hoy no es un buen día,

perdurará por tan cruel y dolorosa tragedia.

Jamás debimos mostrar nuestra solidaridad

porque esta desgracia jamás debió ocurrir;

desgracia que nos une y nos hace iguales,

distintos a esos asesinos sin corazón.


 

No sirve lo poco positivo, por bueno que sea:

humanidad, unión y solidaridad en todo el mundo.

¿Cómo mitigar esa tristeza y dolor infinitos?

¿Cómo apaciguar la incontenible rabia e impotencia?

No. Nada sirve, nada vale. No es suficiente.

Mas saldré a la calle a corazón abierto,

para gritar que nada lograrán matando a los nuestros;

los engrandecen y nos unen en su recuerdo.

No les conozco y siento la punzada del vacío,

vacío por su ausencia, aunque jamás sentí su presencia.

Mi imaginación me traiciona y me trae el dolor,

por ellos que ya no están y por los que sin ellos quedan.


 

¿Por qué?

¿Quién les dio derecho a destrozar tantas vidas?

¿Quién les dio derecho para arrancar nuestras lágrimas

y abrir tan profunda herida en nuestra sociedad?

¿Quién les dio derecho a escribir de hiriente rojo

esta página en la historia y en nuestras vidas?

¿Quién les dio derecho, Dios mío? ¿Quién?

        

 Laura Díaz (11 Marzo 2004).

           

                     

* No hubiera querido estar tanto tiempo sin escribir, muchos posts pasaron por mi mente en este tiempo y hubiera querido plasmar aquí alguno y era mi intención hacerlo en estos últimos días antes cumplir el año sin escribir, pero.... Lo siento. Finalmente llegó de nuevo el 11-M y no puedo si no acordarme de lo ocurrido hace 6 años; el año pasado no quise poner también la poesía, pero hoy no quiero recordar más de la cuenta, ni pensar en lo que siento al respecto; así que aquí está la poesía que escribí aquel día (lo que sentí aquel día), porque algo en recuerdo a tod@s los afectad@s tenía que escribir.

11-M

Recuerdo aquella mañana, mi padre, como siempre, veía las noticias sentado en el sofá, pero en esta ocasión no adormilado como de costumbre, sino atento al televisor. Yo... no sé si ya lista esperaba con él que llegase la hora de salir o si "pare" a ver cuando escuche la noticia... Pero tengo la imagen clavada en mi mente: yo allí sentada en el brazo del otro sofá, como él, atenta al televisor... no recuerdo que dije (aunque no es difícil de imaginar), no recuerdo que pensé, ni que sentí exactamente; pero recuerdo esa escena 5 años después y sé que, aún sin saber la magnitud de la noticia, aquello me empezó a doler (todo lo que puede doler en esas circunstancias de... "distancia"). Casí de inmediato, dentro de aquella incertidumbre existente a menos de una hora de haber ocurrido, pensé en mis amigos que vivían en Madrid y analicé mentalmente quienes, al vivir a las afueras, era más probable que hubiesen cogido un tren aquella mañana. No sé cuando empecé a escribir mensajes, quizás aún veía las noticias; pero creo que en el coche rumbo a la uni aún seguía escribiendo.

 

No sabría decir que comentamos los compañeros en la uni... pero recuerdo perfectamente que tenía clase de fiscal (por lo que en ella ocurrió) con mi tio. Era Jueves (lo sé por la canción de LOVG, aunque si lo pienso si me suena). No recuerdo sus palabras, pero recuerdo la escena: yo en aquella banqueta (como siempre en 1ª fila) mientras él, mi tio, mi profe, hablaba de lo ocurrido nada más llegar. Recuerdo lo que sentí... cierta presión invadiéndome por dentro, acompañada de un esfuerzo por aguantar las lágrimas y de unos puños apretados; no sé si era tristeza, rabia o impotencia, dolor..., creo que todo ello y algunas cosas más; las mismas que sentía en las palabras de mi profesor, de mi tio. Es probable que nunca me haya sentido tan cerca de él como aquel día... como en aquel momento.

 

Recuerdo el móvil en la mano izquierda, escondido bajo la pala donde estaban los apuntes; recuerdo el sms de Susana sobre las 10, o quizás un poco antes, y el alivio al saber que ella y su gente estaban bien. No sé como transcurrio la mañana, sólo recuerdo un desasosiego creciente al no recibir respuesta de Ángel. Aquel Ángel por el que sentía una amistad que no sabría definir, pues sin que tuviesemos excesiva confianza, tenía (para mi) algo de especial, de distinta (en comparación con otra getne de Bray con la que tampoco tenía tanta confianza). Aquel Ángel que 5 años despues es mi mejor amigo, una de las personas en las que más confio y una de las poquísimas personas con quien soy capaz de hablar de todo (todo lo que no me guardo para mi). Aquel Ángel que no me escribió hasta las 4 de la tarde.

 

Tampoco recuerdo como transcurrió el resto del día, sé que estuve, como todos, pendiente de las noticias, sé que me sentía cada vez más... triste (entre otras cosas); sé que lloré (mucho). En la última imagen que conservo de aquel día, estoy en la mesa del salón llorando sobre un folio donde poco antes de las 12 empiezo a escribir una poesía, en un intento por sacar todos los sentimientos que me ahogaban; los sentimientos de una persona "ajena" a lo ocurrido que también sintió aquel golpe en su vida desde lejos y que pensaba constantemente en cuánto podrían estar sufriendo los realmente afectados, en cuántas vidas había acabado de repente, cuántas habían cambiado para siempre... Entre lágrimas plasmaba aquel manantial de sentimientos que me invadían, unos sentimientos que muy probablemente serían los de otras muchas personas; lo plasmaba en una poesía que terminé cuando el día 11-M ya había acabado.

 

* Un tiempo después (creo que algo más de un mes después), pasé por Madrid y fui intencionadamente a la estación de Atocha. ¡Qué sensación tan extraña! ¡Qué invasión de sentimientos! Tristeza, dolor, rabía, impotencia... y aquella sensación de que se hubiese parado el tiempo en aquella estación, una estación que emanaba emociones y donde había tantas personas que no iban a coger ningun tren; sus miradas, sus silencios, sus lágrimas... No sé cuanto tiempo pude estar allí, observando, sintiendo, andando muy despacio, absorta, invadida de emociones. Pusé mi poesía en una columna y salí, lentamente, de la estación aún absorta e inmersa en mi misma, en un montón de sentimientos y de sensaciones; salí de Atocha mirando atrás y sintiéndome distinta.

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!

Hoy es el cumple de Ángel y de Esperanza, pero no espereis de mi nada elaborado; lo siento pero mi inspiración está de vacaciones todavía (suerte que tiene :P).

Lo que puedo decir es tan evidente que me suena a poco, pero sé que no por eso deja de ser sincero: a parte de ¡muchas felicidades! (obviamente) y de que tengan un buen día; no puedo sino desearles lo mejor, porque realmente creo, sé que lo merecen. No basta (no a mi) con que hoy sea un buen día, quiero que tengan muchos buenos días, más que malos (que ya sabemos que también los habrá).

Yo por mi parte, y como siempre, intentaré hacer lo que esté en mi mano para que la vida de la gente que quiero (donde obviamente entran ellos) sea mejor.

Probablemente mi poema favorito.

QUEDA PROHIBIDO.
¿Qué es lo verdaderamente importante?,
busco en mi interior la respuesta,
y me es tan difícil de encontrar.
Falsas ideas invaden mi mente,
acostumbrada a enmascarar lo que no entiende,
aturdida en un mundo de irreales ilusiones,
donde la vanidad, el miedo, la riqueza,
la violencia, el odio, la indiferencia,
se convierten en adorados héroes,
¡no me extraña que exista tanta confusión,
tanta lejanía de todo, tanta desilusión!.

Me preguntas cómo se puede ser feliz,
cómo entre tanta mentira puede uno convivir,
cada cual es quien se tiene que responder,
aunque para mí, aquí, ahora y para siempre:

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarme un día sin saber qué hacer,
tener miedo a mis recuerdos,
sentirme sólo alguna vez.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quiero,
abandonarlo todo por tener miedo,
no convertir en realidad mis sueños.

Queda prohibido no demostrarte mi amor,
hacer que pagues mis dudas y mi mal humor,
inventarme cosas que nunca ocurrieron,
recordarte sólo cuando no te tengo.

Queda prohibido dejar a mis amigos,
no intentar comprender lo que vivimos,
llamarles sólo cuando los necesito,
no ver que también nosotros somos distintos.

Queda prohibido no ser yo ante la gente,
fingir ante las personas que no me importan,
hacerme el gracioso con tal de que me recuerden,
olvidar a todos aquellos que me quieren.

Queda prohibido no hacer las cosas por mí mismo,
no creer en mi dios y hallar mi destino,
tener miedo a la vida y a sus castigos,
no vivir cada día como si fuera un último suspiro.

Queda prohibido echarte de menos sin alegrarme,
odiar los momentos que me hicieron quererte,
todo porque nuestros caminos han dejado de abrazarse,
olvidar nuestro pasado y pagarlo con nuestro presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen más que la mía,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha,
sentir que con su falta el mundo se termina.

Queda prohibido no crear mi historia,
dejar de dar las gracias a mi familia por mi vida,
no tener un momento para la gente que me necesita,
no comprender que lo que la vida nos da, también nos lo quita.

Alfredo Cuervo Barrero.

EL PASADO.

Hemos de respetar nuestro pasado y saber darle su lugar en nuestra vida. Mirarlo con tolerancia y comprensión, aprendiendo de lo malo y acordándonos de lo bueno. No vivir lamentando lo que pudo ser y no fue, ni quedarse anclado en los recuerdos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Soledad

¿Qué es peor, estar sola o sentirse sola?

La barca sin pescador

Hace algunos días releí la obra de teatro más..."significativa" representada con mi grupo de teatro: "La barca sin pesacador" de Alejandro Casona. Con ella nos hicimos todos oficialmente fans de este magnífico dramaturgo. Releyéndola, a parte de todos los recuerdos que venian a mi cabeza, redescubrí tantas verdades en su escritura... Hay varios dialogo que son impresionantes de verdad. Luego leí otra de sus obras "Siete gritos en el mar", una de las que aún me había leido (porque me leido bastantes) y en ella, como en todas vuelta a lo mismo frases escritas con sencillez que dicen grandes verdades. Mi grupo también representaría más adelante: "Prohibido suicidarse en primavera", genial también (lo siento pero adoro a este autor). Yo sinceramente os recomendaría que lo leyerais, además el teatro se lee de un modo increiblemente ameno y más cuando la obra es buena. De todos modos, estoy escribiendo porque quiero dejar registrado en algún sitio ALGUNAS de las frases que me han impactado, en este caso de "La barca sin pescador." La primera nunca la he olvidado desde que la leí.

 

"Para sufrir con el dolor ajeno, lo primero que hace falta es imaginación"

"No se debía tomar cariño más que a los árboles: esos no se mueven de ahí... y siempre puedes estar segura de marcharte antes que ellos.

"En la vida de un hombre está la vida de todos los hombres"

"No hay nada que un hombre no sea capaz de hacer cuando una mujer le mira"

"Pero un hombre es un hombre. Cuando lo tienes cerca hasta las paredes parece que están más seguras. ¡Si ellos no te miran, ni siquiera te das cuenta de que eres mujer!"

 

Conocerse a uno mismo

Has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse.

(Don Quijote)

Buscándome

A veces para encontrarte

debes primero perderte;

como, a veces, debes perder algo o alguien

para ser consciente de lo que tienes.

EL PRINCIPIO DEL FIN.

"No te puedo creer

ya ni quiero creerte

te olvidaste de mi

me tenías enfrente

esta idiota se va

voy a cambiar mi suerte

ya no temo tu voz

tú me has hecho más fuerte"

 (Malu)

DESESPERANZA.

Lo mejor no siempre es lo que queremos.

ADIOS

Ya iba siendo hora de actualizar y como no sabía que poner... Ayer le pasé a Ángel el documento donde están todas mis poesias desde "Historia de momentos", fue en plan regalo, pero también para que vaya ... "trabajando" en él. Os cuento todo esto, porque hoy me encontré en mi móvil una pequeña poesía que aún no había pasado al documento y pensé que podría ponerla aquí que tenía esto abandonado en los últimos días. Es un poco triste, la verdad es que no estoy muy segura de porque me vino a la cabeza, pero por la fecha supongo que será por los cambios de mi vida en Granada y la gente de allí que ya no estará tan presente en mi vida.

 

 

ADIOS.

Y enfrentarse a un adios

que jamás será un hasta luego.

 

Laura Díaz (5 julio 2008)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ME DEDIQUÉ A PERDERTE

Hace unos días me reencontré con esta canción, que habla de como podemos perder a la persona que amamos por encerrarnos en nosotros mismos, por no mirar a nuestra pareja y saber que está a nuestro lado, por no cuidar lo que tenemos y de cuánto nos arrepentimos de no haber demostrado lo que sentiamos o de tener que descubrirlo cuando ya es demasiado tarde, que quizás ni nos habíamos parado a pensar en lo importante que era esa persona para nosotros.

 

A mi está canción me encanta y además creo que sirve, como suele pasar, para el resto de la gente que nos importa, nuestra familia y sobre todo nuestr@s amig@s; los sentimientos hay que alimentarlos, hay que cuidar a la gente que queremos, valorarlos, contar con ellos y hacerlos partícipes de nuestras vidas; para no descubrir que nos hemos dedicado a perder a alguien a quien queremos (quizás incluso más de lo que creíamos).

 

ME DEDIQUÉ A PERDERTE.

Porque no te besé en el alma cuando aún podia

porque no te abracé la vida cuando la tenía

y yo que no me daba cuenta de cuanto te dolía

y yo que no sabía el daño que me hacía.

 

Como es que nunca me fijé que ya no sonreías

y que antes de apagar la luz ya nada me decías

que a ti el amor se te escapó, que había llegado el dia

que ya no me sentías, que ya ni te dolía.

 

Me dediqué a perderte

y me ausenté en momentos que se han ido para siempre

me dediqué a no verte

y me encerré en mi mundo y no pudiste detenerme

y me alejé mil veces

y cuando regresé te había perdido para siempre

y quise detenerte

entonces descubrí que ya mirabas diferente.

Me dediqué a perderte

me dediqué a perderte.

 

Porque no te llené de mi cuando aún había tiempo

porque no pude comprender lo que hasta ahora entiendo

que fuiste todo para mi y yo estaba ciego

te dejé para luego, este maldito ego.

 

Me dediqué a perderte

y me ausenté en momentos que se han ido para siempre

me dediqué a no verte

y me encerré en mi mundo y no pudiste detenerme

y me alejé mil veces

y cuando regresé te había perdido para siempre

y quise detenerte

entonces descubrí que ya mirabas diferente.

Me dediqué a perderte

me dediqué a perderte.

¡FELICIDADES RA!

¡FELICIDADES RA!

En el post de las frases célebres decia ke hay personas que nos marcan por el simple hecho de aparecer en nuestras vidas. Gracias a Dios, hay bastantes personas ke han dejado o están dejando huella en mi vida, que la están cambiando, mejorándola y haciendo que merezca la pena; pero sin duda, la persona ke mejor representa esa frase ke tanto me gusta es Raquel Navas. Desde el momento en que la conocí, hace ya más de 3 años, quise ser su amiga; de verdad, ese mismo día que compartimos por Sevilla deseé tenerla como amiga y que formase parte de mi vida (otras personas se ganaron mi cariño y mi amistad más... "progresivamente") ¿Por qué ella? ¿Por qué así, sin apenas conocerla? No lo sé, supongo que simplemente por eso, porque hay personas que aparecen en tu vida y la marcan para siempre. Por eso desde hace más de 3 años, y a pesar de todo, estoy viviendo ese sueño que es para mi que seamos amigas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres